Programas

PASTORAL

La misión pastoral en el Colegio Virgen de Atocha FESD está en el cimiento de la tarea educativa, como clave y razón de ser de nuestro compromiso pedagógico. Desde hace más de ochocientos años la tradición educativa dominicana, dentro de la Iglesia, ha ofrecido a la sociedad lo mejor de su identidad carismática, expresada en sus valores, sus personajes históricos más señeros y su compromiso con las generaciones de cada época.

Educar es para nosotros algo más que una mera transmisión de conocimientos. Ayudamos a los miembros de la comunidad educativa (alumnos, familias, profesores…) a crecer para ser personas felices, según los valores del Evangelio. En la estela de la herencia recibida, apostamos por el diálogo entre fe y cultura en un proceso educativo humano, crítico y respetuoso, desde relaciones que continúen la amistad de Dios con el mundo.

Al estilo de Santo Domingo de Guzmán, nos apoyamos en el valor de la compasión y la solidaridad; del cultivo del mundo interior desde la contemplación; del estudio como modo de comprensión de la realidad y de servicio a ella; de la fraternidad que nos hace hermanos y nos invita a construir comunidad.

Conscientes de que educación y predicación caminan de la mano en nuestro proyecto educativo, nos esforzamos por presentar a Jesucristo, el Hijo de Dios, como modelo, y su Palabra y su Reino como alternativa de vida y de compromiso con un futuro mejor.

Como comunidad educativa que dialoga y crece en libertad, educamos y somos educados, aprendiendo unos de otros y ayudándonos a crecer y responder ante las necesidades del mundo en el que vivimos.

Si bien la misión pastoral empapa toda la acción educativa, algunas actividades la refuerzan especialmente. Entre ellas podríamos señalar: el trabajo en tutoría y el acompañamiento personal; el cultivo de la interioridad, especialmente en los cursos de Primaria; el hermanamiento entre sí de todas las clases del Centro, así como con el Colegio “Nuestra Señora del Rosario” en El Seibo, República Dominicana; distintas actividades solidarias a lo largo del curso, etc. Así como la oración diaria, la oferta de participar en los sacramentos (Eucaristía y Penitencia) y otras celebraciones.

La labor pastoral se realiza en coordinación con la Fundación Educativa Santo Domingo, y con los otros 20 colegios que formamos parte de ella.

Desde el origen del Colegio, vela y sirve de testimonio a la labor educativa, Nuestra Señora de Atocha, la advocación mariana más antigua de la Villa de Madrid, a la que los dominicos han consagrado su predicación desde 1523.

"No vamos a cambiar al mundo si no cambiamos la educación"
(Papa Francisco)